¿Por qué el cambio es indispensable?

Nos levantamos, desayunamos, vamos al trabajo y luego a dormir. Esta rutina nos hace sentir cómodos, seguros y tranquilos. Ese plan diario nos permite calcular dentro de nuestro tiempo qué otras actividades se pueden hacer sin afectar aquellas que nos mantienen dentro de nuestra zona de confort. Sin embargo, si todas las personas que conforman este planeta se apegaran a su misma rutina seguramente no viviéramos en el siglo XXI, sino en otra época mucho más atrás. Lo más probable es que todavía estaríamos estancados en buscar la vacuna contra la tuberculosis, en analizar cómo nos podemos comunicar con otras personas a distancia o cómo viajar a otra realidad a través de una máquina.

El ser humano es curioso, atrevido e inteligente. Ha podido evolucionar desde los años primitivos hasta tener la capacidad de crear máquinas que imprimen objetos, de fabricar pequeños aviones que viajan por los cielos para entregar pedidos y de desafiar su propio cuerpo para escalar la montaña más grande del mundo. Pero lo más probable es que el ser humano no haya podido lograr todo esto si se mantenía dentro de su rutina. Para superar estos restos, los hombres y las mujeres decidieron, un día, levantarse de su puesto, romper con la rutina y cuestionar lo que estaban haciendo. En un par de minutos, se dieron cuenta de que tenían que descruzar los brazos y cambiar.

Si bien el cambio puede implicar miedo, sacrificio, esfuerzo y cansancio también es sinónimo de evolución, innovación, trasformación y superación. No es necesario empezar por grandes pasos, solo tenemos que pensar, hacernos preguntas y animarnos a avanzar. Si no, ¿cómo crees que grandes empresas pudieron alcanzar el éxito? ¿Cómo crees que Steve Jobs, Nelson Mandela, Larry Page, Hirving Lozano o Karla Souza han logrado convertirse en protagonista de esta era?

Todo es posible, solo se hace imposible si no se intenta. Es necesario superar los miedos y romper con la rutina porque solo de esa manera nos podemos convertir en lo que queremos ser.

Innovemos, demos de qué hablar, encontremos soluciones y alcancemos el éxito. No esperes a que el cambio sea una obligación, convierte el cambio en una aventura. Entonces, ¿empezamos hoy?

Seguramente, el ser humano ha logrado todo esto que, en algún momento se creyó algo imposible, por cuestionarse, por querer algo más allá de la rutina, por la pasión y por el deseo de formar parte de una acción que cambie el rumbo de su vida. En pocas palabras, el ser humano ha logrado inventar nueva tecnología, escalar la montaña más grande del mundo y darle cara a centenares de enfermedades por, simplemente, estar deseoso a un cambio.

Ir arriba